DATE PERMISO PARA SER TÚ MISMA

Empecemos el camino juntas. Te acompañaré durante todo el proceso terapéutico, apoyándote y ofreciéndote las herramientas necesarias para que te sientas más a gusto y libre en tu vida.

¡Hola! Si has llegado hasta aquí es que hay algo que te preocupa o que no está funcionando del todo bien para ti. Puede que se trate de un problema en particular o un proceso de crecimiento personal en el que estás inmersa.

Si sientes la necesidad de tomar las riendas de tu vida para mejorarla, estás en el lugar adecuado.

No siempre nos sentimos preparadas o contamos con las herramientas suficientes para manejar aquello que se nos presenta y que nos provoca
malestar en nuestra vida. Por eso están importante pedir ayuda cuando la
necesitamos. La terapia es un estupendo recurso para cuidarte, para
aprender a quererte y mejorar tu salud mental.

Durante la terapia, tu compromiso es contigo misma y tu propio
bienestar, para ello es necesario que te impliques de forma honesta
y responsable.
El mío es conocerte y acompañarte sin juicio en tu proceso de
recuperación y autoconocimiento. Una de mis funciones básicas será
hacerte de espejo, para que puedas mirarte y encontrar
alternativas que te permitan abordar los problemas con más conciencia y fluidez.

Por otra parte, nuestro objetivo común será aumentar tu calidad de vida, poniendo atención a las áreas de crecimiento personal que necesites mejorar o los conflictos que deseas resolver.

Ahora que ya he profundizado un poco en el proceso, voy a contarte brevemente sobre los pilares que sustentan mi trabajo, estos son la Terapia Humanista y el Feminismo. La Terapia Humanista incluye los siguientes principios básicos para la vida:

El Darse Cuenta

Este es el camino del auto descubrimiento. Es el contacto con una misma, tomar conciencia de lo que sientes, de lo que percibes, escucharte para atender a tus necesidades.

Responsabilidad

Habilidad para hacerme cargo de mi, para responder en coherencia con lo que soy. Este aspecto se basa en cómo aprender a responder desde lo que necesito en equilibrio con la otra persona.

Aceptación

Es la aceptación de tu ser completo, con tus claros y tus sombras, tus alegrías y dolores. Esto te permite tomar responsabilidad de tus acciones, pensamientos y emociones y expresarte en consecuencia.

Aquí y Ahora

Como filosofía de vida. Centrando tu atención en el presente.

La Terapia Feminista incluye los siguientes principios básicos para la vida:

Equidad entre mujeres y hombres

Lograr relaciones de igualdad y respeto, superando el ejercicio de poder de los hombres sobre las mujeres.

Emancipación de las mujeres

Que las mujeres puedan vivir en paz y en libertad en todos los planos de la vida.

Desmontar los roles y estereotipos sexistas

Que cada persona pueda crecer siendo ella misma, sin tener que cumplir con obligaciones y mandatos culturales que las dañan, como la masculinidad y la feminidad patriarcal.

Conquista de autonomía e independencia

Que las mujeres puedan situarse en el centro de sus vidas, tener autoridad para decidir y salir de los encierros físicos y psicológicos que impone el machismo.

Despatologizar los sentires de las mujeres

Muchos de los problemas de salud que presentan las mujeres están relacionados o directamente provocados por la situación de opresión y desigualdad vividas. La terapia feminista se orienta hacia el reconocimiento de esta realidad social, lo que genera alivio inmediato en las mujeres y rompe con la revictimización, siendo este el
primer paso hacia la reconstrucción personal. El mensaje a transmitir es: “No estás loca o defectuosa, sobrevives en una sociedad desigualitaria”.

Si sientes que este es el momento de comenzar a mejorar tu vida estaré encantada de acompañarte.

Menú
× ¿Cómo puedo ayudarte?